domingo, julio 08, 2007

Palabras de bienvenida


La marea siempre se lleva algo pero deja otra cosa. En mi caso, la marea se llevó proyectos y dejó otros nuevos, dejó una compañera, un hijo... si, se que tal vez suene exagerado, pero un libro es casi un hijo (mucho más fácil de criar, lo se)...cosas que comienzan a llenar a mi vida y por las que estoy realmente agradecido. Por eso quiero compartir este sentimiento con todos los que me visitan.

lunes, junio 25, 2007

Seguir adelante...


Cambiar de opinión no es malo, indica aprendizaje y creo que si bien es cierto que no dispongo del tiempo que me gustaría dedicarle a este blog, también es cierto que puede quedar abierto y actualizarse cada tanto. Por eso agradezco de nuevo el apoyo de siempre y les informo que estas puertas seguirán abiertas...

jueves, junio 14, 2007

El último viaje

Como la balsa moribunda que sin balsero ni carga ni remos, cruza a la deriva inútilmente transportando únicamente su fracaso, así me siento al escribir tan asiduamente. Agradezco desde ya a quienes, fieles, dialogan conmigo en este blog, quienes me infunden palabras de ánimo constante... más es mucho el esfuerzo de quitar horas al sueño para dedicarme a éste y a mis otros espacios ("letras y corcheas", "tras las huellas de mis pasos"). Por eso es que he considerado cerrar (a menos que alguien me muestre razones valederas) este rincón de confesiones.
Agradezco la oportunidad de compartir mis pensamientos con ustedes y también este ida y vuelta entrañable que me se prolongó por casi ocho meses y 41 posts.
NOS ESTAREMOS VIENDO...

Saludos... MISA IKITI

lunes, mayo 28, 2007

Escrito en piedra


Lo escrito en piedra permanece... ¿pero hasta cuándo? Siempre creí en la palabra empeñada, pero a veces hay circunstancias en la vida que nos obligan a quebrar nuestras promesas.
Se que te prometí volver... y te fallé... te lo prometí nuevamente... y te volví a fallar...
Sólo espero que me creas cuando te digo que no siempre podemos controlar nuestros destinos, ni ir a dónde el corazón nos lleva, porque no es a un lugar único ni en una única dirección. Es allí, en esos momentos cuando nos sentimos partidos... quebrados... igual que la piedra, nos quebramos ante la presión. Nuestros pies solo pueden andar un camino... solo uno... y el que elegí no me conduce a ti.
Únicamente me resta confiar en que lleve a un lugar plácido y cómodo donde reposar y ser feliz a mi manera, sin olvidos pero también sin nostalgias.

viernes, mayo 18, 2007

Dónde hubo fuego...

...queda... ¿destrucción? ¿ruinas? ¿despojos inútiles?

¿Cómo pretender erigir sobre el suelo devastado? Ya no tengo bríos ni entusiasmo, mas bien todo intento se me revela como una esperanza necia, como proyecto de ensueños, como una realidad visible solo a través del vitraux de un vaso de Johnnie Walker semi-vacío o semi-lleno... pero nunca a la mitad.
df
No, empezar de nuevo son ideas desveladas de pensadores nocturnos, no un signo de madura sensatez, sensatez cubierta de polvo, sensatez de anaqueles sin tiempo. No es un remedio probado, como el bajar los brazos o guardar en el bolsillo aquella foto amarillenta y doblada que recuerda o que conforma como un chiclet ya sin gusto que nos empecinamos en seguir masticando porque ya no tenemos dientes que toleren más azúcar.
Sentarnos al calor de la madera mojada por la lluvia es menos loco que esperar que las vigas carbonizadas puedan sostener otro techo. La lluvia no es tal mala, no es mortal... solo es fría, es molesta, triste... pero no mortal.
Y con la mirada tontamente perdida en los húmedos reflejos del recuerdo, dejar morir los sueños de jóven con la anonima dignidad con la que caen las hojas en otoño, con la silenciosa lentitud con que se desprende el yeso de los viejos balcones.
Igual que la insistente gota pudo partir la roca, tras largo sitio el fracaso tomó la ciudadela de mi alma, derrumbó los muros y atalayas de mi corazón y plantó su estandarte sobre sus restos proclamando a viva voz mil años de inviernos solitarios.

lunes, abril 23, 2007

Pensamiento Creativo

Ayer, gracias a esos imprevistos giros del destino, me dí de bruces con una afirmación que yo mismo había descubierto por mi cuenta hace mucho tiempo pero que ultimamente tenía olvidada: "Puedes ser lo que tú quieras".
Fue a la vez revelación, recordatorio, confirmación y estímulo. Fue revelación porque comprendí mas de lo que intuía: que el poder creador de nuestros pensamientos no sólo puede cambiar nuestra vida, sino que es el responsable de lo que somos actualmente. Todo es consecuencia de lo que queremos, quisimos o quisieramos ser. Así, sin anestesia, sin peros, sin objeciones.
Fue también recordatorio porque había olvidado todas las veces que pude ver como este mecanismo intervino en mi vida, en lo que soy. Recordé también la infinidad de cosas maravillosas que conforman mi mundo y por las que debo estar agradecido.
Fue confirmación porque supe que mis ideas y creencias caminaban por buena senda, aunque aún no había ido lo suficientemente profundo como para comprender el misterio.
Y fue estímulo porque me hizo dar cuenta que hay aciertos en mi vida que debo compartir con el resto de la gente. Hay mucho sufrimiento en el mundo y si estas verdades pueden ayudar a cambiar esta situación, bien vale la pena hacerlo.
Poseemos un potencial ilimitado, TODOS, no solo algunos. Somos constantes creadores del universo, de nuestro mundo, de nosotros mismos. Como sostiene "Desiderata", estamos hechos del mismo material que las estrellas y podría agregarse, de la misma energía.
Si bien creo que mi vida no es mala, redescubrí que puede ser mejor...tan buena como yo quiera...y esto no es poco...

viernes, abril 06, 2007

Impotencia

¿Qué hacer cuando no se puede hacer nada?
¿Cómo evitar la desesperación cuando se pierde la calma?
Mis brazos, mis piernas, mi mente... todo parece inútil en este momento... sólo la presencia, solo el "estar"...
Ese "estar" con el corazón cuarteado, los oídos sangrantes y los labios torpes. Estar con la intención inútil, con el deseo muerto, con los hombros lacerados por una cruz omnipresente, permanente, dolorosa. Estar con los ojos dolidos, los sueños aterrados y los pies errantes...